jueves, 13 de enero de 2011

NATURALEZA Y MÚSICA CLÁSICA: LUDWIG VAN BEETHOVEN Y LA SONATA PARA PIANO "CLARO DE LUNA".

.-Aquel senderista que haya caminado alguna vez a lo largo de la noche, estará de acuerdo en que la experiencia y las sensaciones tienen algo de especial--aparte del sueño--. Aquí, en Salamanca y durante el mes de Junio, se lleva cabo una marcha nocturna hacia la Ermita del Cristo de Cabrera (Las Veguillas), que discurre toda ella a lo largo del Campo Charro. Miembros de este Grupo Senderista han experimentado esta sensación, y la compañía del agua, los toros bravos, la dehesa y si toca, la luna llena, dejan recuerdos y sentimientos imborrables. El Grupo de Senderismo del barrio de Vistahermosa-Buenaventura quiere acercarte en el día de hoy a uno de los más grandes compositores de la historia de la música: Ludwig van Beethoven, con una de sus sonatas más escuchadas, "El Claro de Luna".

PEQUEÑA BIOGRAFÍA DE LUDWIG VAN BEETHOVEN


.-Nacido en Bonn, el 17 de diciembre de 1770. Con una infancia problemática, su padre lo sometió a un estricto régimen de estudios de piano. Años después sufrió la pérdida de su madre. En Viena conoció a Mozart, quien no se entusiasmó mucho con el talento del joven. Posteriormente conoció a Joseph Haydn, que lo invitó a estudiar con él en Viena, adonde acudió en 1792 para afincarse en forma definitiva. Sin embargo, el genio indisciplinado y rebelde de Beethoven buscaba nuevos horizontes y pasiones en la creación musical, por lo que consultó a nuevos profesores y nobles que lo apoyen. En 1812 y comenzados sus problemas de sordera, redacta el conocido Testamento de Heiligenstadt casi al borde del suicidio. Perfeccionista innato, hizo múltiples correcciones de sus manuscritos, por lo que su catálogo de obras no es tan abundante como podría esperarse. Su estilo sinfónico influyó a las siguientes generaciones de compositores y se proyecta hasta entrado el siglo XX..

Cronología
1778 Dió su primer concierto público como niño prodigio.
1792 Se estableció definitivamente en Viena, para estudiar con Haydn.
1801 Tuvo los primeros síntomas de sordera.
1803 Trabajó en la Sinfonía Heroica.
1805 Estrenó de Fidelio.
1808 Acabó su carrera como virtuoso.
1812 Conoció a Goethe.
1815 Murió su hermano y él adoptó a su sobrino.
1812-1818 Tuvo graves problemas de salud.
1820-1824 Trabajó en la Novena Sinfonía.


Principales Obras
1797-1802 Varios Tríos, Sonatas, siete Grandes Sonatas, una Serenata, dos Conciertos para piano, seis Cuartetos de cuerda, un Quinteto, un Septeto, la Sinfonía n° 1.
1803-1808 Sonatas, Bagatelas, Conciertos n° 3 y n° 4. Variaciones Prometeus, Grandes Sonatas (para piano), Sinfonías n° 2 y n° 3, un Triple Concierto, Cuartetos, obertura Coriolano.
1809-1818 Sinfonías n° 4, n° 5, n° 6, n° 7 y n° 8, Ópera Fidelio, Conciertos para piano n° 4 y n° 5, Concierto para violín, Sonatas, Tríos, Cuartetos, un Sexteto, Egmont, El Monte de los Olivos, Misa en do mayor, La Batalla de Vittoria, Seis Canciones.
1819-1827 Sonatas y Grandes Sonatas para piano. Las Ruinas de Atenas, Variaciones Dia-belli, Missa Solemnis. Die Weihe des Hauses, Sinfonía n° 9.
.

"LA LEYENDA DE LA SONATA CLARO DE LUNA"

.-Se cuenta que una noche, Beethoven y un amigo estaban caminando por las calles de Bonn, y, al pasar por uno de los barrios más pobres, se sorprendieron de oír música, bien interpretada, proveniente de una de las casas. Beethoven, con su usual intrepidez, cruzó la calle, abrió la puerta de un empujón, e ingresó a la casa sin anunciarse. La habitación era precaria, y estaba iluminada por una débil vela. Un hombre joven se encontraba trabajando sobre un banco de zapatero en un rincón. Una joven mujer, aún casi una niña, estaba sentada a un viejo piano cuadrado. Ambos se sobresaltaron por la intromisión, pero su sorpresa no fue mayor que la de Beethoven y su amigo al enterarse que la joven era ciega.

.-Beethoven, un tanto confundido, se apresuró para disculparse, y explicó que había quedado tan impresionado con la calidad de ejecución de la joven, que había apresurado por averiguar quien era que estaba tocando en ese mismo momento esa noche y en ese barrio de la ciudad. Luego, preguntó amablemente a la muchacha dónde había aprendido a tocar, a lo cual ella respondió que una vez habían vivido al lado de una mujer que estudiaba música, y quien pasaba gran parte de su tiempo practicando las obras del gran Maestro, Beethoven. Ella había aprendido a tocar muchas de las piezas del Mestro tan sólo oyendo practicar a su vecina. El hermano de la joven los interrumpió en ese momento para saber quienes eran los intrusos, y que seguramente habían notado la pobre interpretación de su hermana. ¡Escucha! Dijo Beethoven, mientras caminaba hacia el piano, luego se sentó y tocó los acordes iniciales de su Sonata Claro de Luna.

Portada musical de la sonata "Claro de Luna".


.-Lágrimas cayeron de los ojos de la muchacha al momento en que ella reconoció la música, y luego con una voz trémula, le preguntó a él si era posible que fuera el gran Maestro en persona. “Si” respondió Beethoven; “tocaré para ti”. Luego de unos momentos, mientras tocaba una de sus composiciones más viejas, la vela parpadeó, y se apagó. La interrupción pareció romper el tren de su memoria. Beethoven se levantó, fue hacia la ventana, y la abrió, inundando la habitación con la luz de la luna. Luego de meditar unos momentos, se volvió y dijo: “Improvisaré una sonata a la luz de la luna”. Luego siguió la maravillosa composición que conocemos tan bien.


"DESARROLLO DE LA OBRA CLARO DE LUNA"

.-Sin embargo, para introducir un frío y desagradable aspecto a este relato tan poético, debemos saber que debido el método de escritura de Beethoven y a su hábito de retocar, revisar y pulir una y otra vez sus manuscritos, es probable que la improvisación de aquella noche fuera mucho más aburrida que el trabajo final. El primer movimiento de la sonata “Claro de Luna” es lento, majestuoso y sombrío, como un hermoso y formal jardín que yace ilusionado en la oscuridad de la noche. Luego aparece silenciosamente escabulléndose bajo la sombra del acompañamiento, una triste e infinitamente amorosa melodía, que impregna todo el movimiento, hasta que el completo significado de su espeluznante y mística belleza es revelado; incluso mientras la luna naciente gradualmente baña nuestro oscuro jardín en un esplendor plateado.

.-Luego de una pausa sin respiros, comienza el segundo movimiento, y nuestro jardín se llena de repente con espíritus danzantes, etéreos y delicados, como sabemos que deben ser los espíritus, pero moviéndose con un abandono de ritmo que lo lleva lejos en un remolino de placer. Un corte repentino, otro silencio de suspenso, y comienza el tercer movimiento: como una ráfaga de viento que azota los árboles y envía a los espíritus a refugiarse a toda prisa, las notas caen apresuradamente, arremolinándose, como suele hacerlo el viento. Las nubes corren deprisa por el cielo, pero incluso ahora y entonces por entre los claros, se ve la luna cabalgando majestuosamente, inundando el tortuoso jardín con dulces y serenas melodías de luz.


.-En este video podrás disfrutar con bellas imágenes de entornos naturales en compañía de la luna,con los aires de la Sonata para Piano n.º 14 en do sostenido menor "Quasi una fantasia", Op.27, n .º 2, de Ludwig van Beethoven, popularmente conocida como Claro de Luna.




.-Fuente del Texto http://hagaselamusica.com
.-Fuente del video: DITOAR 5/04/2008