viernes, 30 de diciembre de 2011

NATURALEZA Y ARTE: PEDRO BERRUGUETE Y SU OBRA PICTÓRICA

.-Todos aquellos que visiten nuestro blog, sabrán que el mes de diciembre ha sido dedicado a un entorno natural en pleno cozarón de Castilla, la Laguna de la Nava y los Campos de Palencia. No podemos finalizar este espacio sin recuperar a uno de los más grandes artistas que dado esta tierra, Pedro Berruguete. Hay que colocarle en la línea de los grandes pintores españoles, no sólo por sus excelencias técnicas, que lo sitúan a la cabeza de nuestra pintura del 1500, sino por su esencial iberismo, que hace de sus personajes los mas entrañables y cercanas a nuestra sensibilidad y a nuestra comprensión. Muy acertadamente encabeza Laínez Alcalá su monografía sobre este pintor llamándolo "pintor de Castilla".

.-Pedro Berruguete nació en Paredes de Nava, según sus biógrafos sobre 1450/55. No se tienen noticia de cuando ni como empezó su formación como pintor. Si se conoce que siendo muy joven marchó hacia Italia para completar su formación artística. En 1475 se le documenta trabajando en el Palacio de Urbino (Italia), para Federico de Montefletro (luz de Italia),el noble italiano que en aquella época era el mecenas mas importante del renacimiento italiano. En este palacio Pedro Berruguete intervino en las veintiocho maravillosas tablas que representaban a otros tanto "hombres ilustres" y que sirvieron para decorar el "studiolo" del palacio de Urbino.

.-Su obra es muy extensa, y posiblemente aún queda obra por recopilar, destaca entre otras muchas obras, todas ellas de gran valor artístico: los hombres ilustres pintados en Urbino 14 de los cuales se encuentran en el Museo Nacional de Marcas de Urbino (Italia) y los 14 restantes en el Museo del Louvre de Paris (Francia); la Anunciación de la Cartuja de Miraflores (Burgos); la Decapitación del Bautista y el Bautismo de Cristo en Santa María del Campo (Burgos); San Juan de Patmos en la Capilla Real de Granada

.-En su Paredes de Nava natal, Pedro dejó constancia de su arte genial en el retablo mayor de la iglesia de Santa Eulalia, en cuya predela se encuentran seis retratos que representas a seis reyes de la Casa de David y que componen uno de los más bellos conjuntos de retratos de la historia del arte en España. Estos retratos recuerdan claramente al Berruguete de Urbino, pero dentro de una iconografía totalmente gótica; los fondos dorados, los ropajes... pero los rostros, las expresiones son claramente un exponente formidable de la pintura del renacimiento humanista.

.-Más información en: