martes, 19 de abril de 2011

LA RECETA DEL SENDERISTA: LAS TORRIJAS SENDERISTAS AL VINO DE MANUEL

.-En las cercanías de la Semana Santa no podía faltar esta receta. ¡Y esta vez se nos ha animado un chico!......a ver si cunde el ejemplo. Nuestro compañero Manuel González vale para todo. Lo mismo te monta un video y nos deja con la boca abierta, que te prepara como en esta ocasión, unas deliciosas Torrijas al Vino. Un magnífico postre que pudimos disfrutar en la marcha que realizamos el pasado Domingo 10 de Abril y que nos llevó al Espacio Natural de la Sierra Quilamas, con el fin de visitar la Cueva de la Mora y la Buitrera.

Los ingredientes para 4 personas, cantidades y proceso de elaboración es el siguiente:

Ingredientes:
1 barra de pan del día anterior
1 vaso y medio de vino Moscatel
6 cucharadas de miel
3 huevos
aceite de girasol para freir
agua
1 cucharadita de licor de anís

Elaboración
.-Cortar la barra de pan en rebanadas gruesas al biés, batir bien los huevos y mezclarlos con el vino dulce y medio vaso de agua. Mojar las rebanadas de pan en esta mezcla y freírlas en una sartén con aceite bien caliente.

.-Una vez doradas, sacar y dejar escurrir sobre un plato con papel absorbente de cocina; a continuación disponer las torrijas en una fuente y reservar. Incorporar a un cazo las cucharadas de miel, 3 cucharadas de agua y el licor de anís, dejar cocer sin dejar de remover hasta que la miel se disuelva completamente. Retirar del fuego y bañar las torrijas con el jarabe de miel caliente, servir y listo.

Pues nada.....animaros, porque os podemos asegurar que estaban de..... ¡Toma pan y moja!

.-Gracias Manuel, por compartir y ofrecer a los demás, tu saber culinario.

.-Fuente: Grupo de Senderismo del barrio de Vistahermosa-Buenaventura.

1 comentario:

dijo...

Pues sí, una receta muy de la temporada...y muy arraigada en toda España!
Cada zona del país tiene su variación específica de las torrijas...en Granada, se suelen hacer todo igual, pero se remojan en leche y huevo, y una vez fritas se espolvorean con abundante miel y canela.
Supongo que herencia de nuestro pasado árabe....curiosa mezcla, verdad??
En cualquier caso, deliciosas todas...!
Enhorabuena por esos compis tan apañaos.