lunes, 28 de febrero de 2011

EL HOMENAJE DE LA NATURALEZA: LAS MINAS DE WOLFRAMIO DE BARRUECOPARDO. (SALAMANCA)


Sufrimientos, oscuridad, espera.
Sudor mezclado con la tierra.
Ése es el salario más seguro que cobra.
Días de incertidumbres y esperas.
Es la herencia que a sus hijos dejará.


.-Retomamos esta sección para rescatar del olvido el duro trabajo de extracción del mineral wolframio en las minas del pueblo de Barruecopardo (Salamanca). Historias de hombres y mujeres ligados y anclados a la tierra, con el fin de un futuro próspero y por extensión, de hacernos a todos unos años después, la vida más fácil.

.-Este es el relato y su memoria fotográfica:

.-Estas minas tuvieron su momento de máximo esplendor al compás de las guerras mundiales y su importancia para la fabricación de material bélico. En 1942 había varias empresas mineras con concesión: La comercial, Higinio Severino, Abilio, Coto Minero Merladet y 1.300 obreros. Aunque la mayoría de las concesionarias cerró pronto, la empresa Coto Minero Merladet estuvo extrayendo wolframio hasta 1983 para surtir a la fábrica de Santa Ana de Bolueta en Vizcaya.


Infraestructura de la mina.

.-El mineral de wolframita, llamado tungsteno en los países anglosajones, por medio de un proceso de tostado y calcinado, permite la obtención de arsénico. El principal uso del wolframio es el endurecimiento del acero.El proceso de producción era por gravimetría, con maquinaria de distintas clases para llevar a cabo todo el proceso: criba, clasificación y lavadero. El mineral se vendía a MEFESA (Bilbao), y a Holanda, Inglaterra, Alemania, a empresas como Philips, Osram y del metal.


Fotografía a la entrada de la mina

.-Actualmente la demanda de wolframio tiene su origen en la fabricación de herramienta para la perforación y el corte, aleaciones especiales, el filamento de las bombillas, los equipos de perforación e incluso los teléfonos móviles.

.-Fuente del texto: http://blogcyl.patrimoniocastillayleon.org